LA IMPORTANCIA DEL BRANDING EN UN SALÓN DE IMAGEN

La importancia de tener una imagen coherente y global en nuestro salón de peluquería

Si buscamos la definición del concepto “branding“, encontramos que es la estrategia que se utiliza para definir una “marca” y esta se compone de diferentes elementos visuales que integran la identidad de esta “marca”. Aplicado al mundo de la belleza, como en un salón de peluquería, podríamos decir que el branding es el encargado de transmitir las raíces de tu negocio, sus valores, su filosofía y su diferenciación frente a la competencia, se encarga de trasladar toda esa información y presentarla en imagen. En definitiva, el branding son los “aspectos físicos” que refuerzan el concepto y filosofía del salón y lo hacen más competitivo.

Así pues, es esencial mostrar una imagen global coherente, que refleje una personalidad definida, unos valores concretos y unas emociones determinadas de nuestro salón. Sobre todo para dar una buena primera impresión, ya que uno se hace una idea general de algo según lo que haya percibido, la imagen visual que vean de nosotros hará que la percepción que tengan de nosotros sea de una manera o de otra, sea mejor o peor.

 

 

Si entramos en una habitación totalmente desordenada, por ejemplo, la idea que nos hacemos de la persona que duerme allí suele ser peor, a simple vista, que aquella otra persona que duerme en una habitación ordenada y limpia. Y no solo por el hecho de estar ordenada o no (hecho que define que la persona sea más o menos ordenada), sino por el hecho de que visualmente la imagen que percibimos no está equilibrada.

Eso mismo pasa con la imagen visual de una marca (o en este caso nuestro salón). ¿Verdad que si estamos en una casa con distintos estilos de decoración en una misma habitación la percepción que recibamos es de saturación, caos y poco atractivo? Esto mismo se aplica a la imagen de nuestro salón, debemos tener una imagen coherente y lógica. Si trabajamos con una marca, las imágenes, los productos, las herramientas, los accesorios, etc, deben ser de la misma marca, ya que todo seguirá una imagen global que hará que solo connote aspectos positivos de nuestro negocio.

De esta manera, la comunicación que transmitas a tus clientes de tus valores y profesionalidad será eficaz y directo, al contrario que confuso y difuso. Transmitirás más profesionalidad, más confianza, más organización y, sobretodo, que tu negocio va hacia una sola dirección: ¡el éxito!

¡Todo esto te aportará que marques la diferencia!