Todos sabemos que las vacaciones son unos de los momentos más esperados del año, poder disfrutar más de tres o cuatro días de tu familia, de lo que te gusta, desconectar del trabajo y de tu rutina habitual para volver de nuevo con energía. Pero, ¿sabemos realmente la importancia que tienen en nuestro organismo y en nuestra mente? ¿Sabemos la importancia de poder desconectar para nuestro bienestar mental, emocional y físico, es decir, para nuestro bienestar global? Más allá de la “obligación” legal, existen muchos más factores importantes para tomarnos unas vacaciones, y tomárnoslas bien. Es un tiempo que debemos saber aprovechas y poner nuestro empeño para que nos aporte el máximo de beneficio.

Muchos estudios demuestran que en periodo vacacional, si conseguimos un estado de mindfulness, pensamos con más claridad, lo cual hace que tomemos mejores decisiones con facilidad. Ya sabemos que nuestro celebro, cuando no está concentrado en ninguna tarea concreta, divaga. Si se aprovecha bien ese momento, es muy bueno para la creatividad, vemos con mayor lucidez las posibilidades de cambiar ciertos hábitos cotidianos que no sería posible en el estresante día a día. 

 

Respirar la brisa del mar, mojarnos los pies en el rio, disfrutar del viaje mientras conduces un largo trayecto, hacer un pastel sin prisa durante toda una tarde… ¡todo es válido si el que lo realiza es feliz!

Inviertin en experiencia, no juzguar y ser paciente con uno mismo, reconectar con los tuyos, reencuéntrarnos y recuerdr todo aquello que nos hace ser quienes somos. Improvisar, innovar y atrevernos a hacer algo nuevo y diferente. Irse de vacaciones no tan solo implica no ir a la oficina ni teletrabajar. Implica desconectar al 100% del trabajo: ni emails, ni teléfono, ni pensar en ello. Aire nuevo y detox laboral. Todo ello aporta beneficios para nuestro bienestar global, hecho que hará que nuestro cabello también esté sano y luzca bonito.

El cabello también se ve afectado de una forma muy evidente, pues el estrés causa el llamado efluvio telógeno, que sucede cuando la raíz del folículo piloso interrumpe su ciclo de crecimiento. En función de la situación estresante, la caída será mas o menos evidente. Así que… aprovecha las vacaciones y sus beneficios para estar mejor TODO TU!!

 

¿Y cuáles son los principales beneficios de las vacaciones para nuestro organismo?

Todos estos beneficios ayudarán que encaremos el siguiente año laboral después de vacaciones con positividad y con mejor bienestar emocional. Aunque a los pocos días de volver a la rutina parezca que nos hemos olvidado de lo que nos han aportado las vacaciones, estudios afirman que a largo plazo aporta beneficios y que si no nos diéramos este descanso vacacional nuestra salud global empeoraría. 

Eso si, es importante saber qué NO tenemos que hacer para que las vacaciones lleguen a aportarnos estos beneficios. Es fundamental dar de nosotros mismos y saber desconectar realmente. Un primer intento, por ejemplo, sería no mirar tanto el teléfono móvil ni las redes sociales. Hay que dejar de estar continuamente alerta y pendientes del exterior. Lo que nos rodea es absolutamente cambiante, pero la armonía interna siempre es un reducto al que acudir. 

¿Qué hay que evitar para respetar las vacaciones?

Los integrantes del EB Team nos vamos de vacaciones… y vamos a poner en práctica todo lo anteriormente mencionado para volver con energía y vitalidad a tope.

Deporte, playa, lectura, viajes, excursiones, gimnasio…. de todo y más habrá en sus vacaciones, ¡Nos vemos a la vuelta!

Si quieres saber más de la preparación de las vacaciones del equipo EB, no te pierdas las publicaciones de Instagram de esta semana!